CROQUETAS DE POLLO SIN LECHE #sinleche

04.02.2019

Uno de los placeres de la vida.  Ningún niño APLV debe ser privado de algo tan rico 

Ingredientes

Para 2 personas

  • 1 Litro de Caldo de cocido casero, o del que os mas guste de Aneto que como sabéis es natural y apto.
  • 1 Cebolleta.
  • Pollo desmigado del mismo cocido, si no se tiene se puede cocer un muslo o contramuslo
  • Aprox 110 gr de harina
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Sal y Pimienta.
  • Un poquito de nuez moscada
  • Aceite de oliva virgen extra.

Instrucciones

Dificultad Media 

Pongo dificultad media, porque las primeras veces puede costar encontrar el punto a la bechamel . El proceso artístico para la forma... es cuestión de practica.

1. Preparamos la Bechamel.

Pelamos y picamos la cebolleta (si os gusta, no es obligatorio usarla eh¡¡) y dejamos que se dore en una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva. Lo sazonamos para ayudar a que pierda la humedad y coja ese colorcillo dorado que andamos buscando.

Añadimos la harina dándole un par de vueltas para que pierda el sabor a crudo y vamos vertiendo el caldo poquito a poco. No dejéis de remover con alegría para que no se formen grumos y a fuego no muy alto. (Aunque no es lo suyo, luego lo podéis arreglar con la batidora en caso de emergencia). 

Salpimentamos, añadimos un poquito de nuez moscada y el pollo desmigado y dejamos hervir todo 3 minutos a fuego suave, la textura tiene que ser mas bien espesa pero sin pasarse..... 

Se pasa la masa de las croquetas a un recipiente y dejamos reposar una hora y media o dos horas fuera del frigo. 

2. Damos forma y freimos.

Una vez reposado, se da forma a las croquetas. Bien con dos cucharas como hacen las abuelas o bien como buenamente podáis como es mi caso. Grandes, redondas, pequeñas, apepinadas... ..

Algunos recomiendan pasar por harina , huevo y pan rallado. Yo no pongo mas harina... que ya llevan suficiente. Así que simplemente las paso por huevo y luego por pan.... y como siempre se ha hecho en mi casa se ponen en una bandejita y a la nevera.... o congelador para futuras ocasiones.

Os aseguro que uno de los mejores recuerdos que tengo de mi infancia, sin duda, es abrir la nevera a escondidas y comerme esas croquetas , así tal cual, en crudo, sin freír y frías..... ¡¡que maravilla!!

Después solo queda freírlas a fuego medio y removiendo , intentando no romperlas.... y a disfrutar.


¡Probad, jugad y disfrutad en la cocina, y si es con los enanos muchísimo mejor!!   

PD.- Probadlas con mezcla de setas , un ajo y un poquito de jamon....